PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Casada golosa me deja como trapo en Tarapacá


Ella se embarazó muy joven y se casó antes de los veinte. Su marido era un pobre cornudo que jamás lograba satisfacerla así que ella se procuraba múltiples amantes con los cuales sacarse las ganas del cuerpo cuando le picaba la panocha. Yo era simplemente uno más de su ganado y eso no me hacía sentir mal, por el contrario, me llenaba de orgullo pues demostraba que yo cumplía sus estrictos requerimientos, pues ella es insaciable y cada vez que cogemos me deja como un trapo pues me exprime la leche varias veces. Pareciera que no se cansa nunca y siempre pide más, esa vagina es realmente inagotable.