PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Hace tanto frío que solo hacemos un oral


Ese invierno fue especialmente crudo. No daban ganas de salir a la calle, ni siquiera de salir de la cama. Sacarse la ropa era exponerse a sufrir una pulmonía. Felizmente mi polola es de esas chicas comprensivas que sabe acomodarse a las circunstancias y cuando le mostré mi verga, ella empezó a lamer y chupar sin detenerse hasta hacerme llegar, manchando las sábanas y ensuciando su rostro. Ella siguió lamiento y hasta se tragó un poco de mi leche, que estaba tibia aunque no tanto como el café con poca azúcar que me pidió después. Se lo traje como agradecimiento.