PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Le metí todo mi chorizo hasta hacerla sangrar


De un momento a otro ella se agachó a sacarme la leche y cuando sacó la cabeza tenía todo el cabello duro y tieso de semen. Lo tiré sobre la cama y empecé a cabalgarla hasta que vi como su piel blanca se tornó roja. Me excitaba tanto montar una pinga así de dura y suave: y al momento de eyacular su leche era tan caliente y espesa que no dudé en invitarlo otra vez. Todo el placer que sentía mientras me penetraba era causado por su enorme polla roja como un chorizo; esa polla me recordaba al de mi primer novio que me hizo sangrar mucho la primera vez.