PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Masajista ardiente solo quiere que le claven la sombrilla


Me llamo Joana y soy masajista profesional hace seis años; es un trabajo bien remunerado si sabes con qué tipo de cliente meterte. John era mi favorito: multimillonario, guapo y carismático, eso hacía que yo le de un servicio especial y bien dedicado. Primero se lo chupaba hasta dejarla bien dura; para eso tenía que meterme sus bolas adentro de la boca y jugar con ellas con mi lengua adentro. También le daba buenos sentones y le dejaba el pene rojo y adolorido; de igual manera le lamía los pezones y besaba el culo. Todo eso le generaba gran placer que se veía reflejada en la excelente propina que me daba al acabar.