PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Me clavó sin piedad como si mi vagina fuera de caucho


Él me la introdujo con brusquedad y la movió por dentro como si mi vagina fuera de caucho. Él era muy recio y su pichula parecía de madera por la dureza y por otras características. No recuerdo haber pasado una sola entrevista de trabajo sin haberle hecho una mamada a alguien. Lo bueno es que solo me bastaba menos de una hora para luego gozar varios meses de sueldo antes de pedir un aumento y el rollo se repetía. Los hombres son tan básicos, se mueren porque una mujer hecha y derecha les mame la verga. Cosa fácil y sencilla.