PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Me comí todos los restos de su semen


Me comencé a comer su verga como nunca lo había hecho; de arriba y abajo, le lamí las bolas y le besé la punta de su pene como si se tratara de un helado. Acto seguido nos tiramos en el sofá y me puse encima de él. Empecé a cabalgarlo de una manera que él jamás olvidará, porque su delgado cuerpo parecía que no aguantaba mi peso. Fue algo rápido, pero lo volveremos hacer cada vez que se pueda. Me gusta ese tipo de encuentros, directo y al grano, sin ningún compromiso ni sentimentalismo. Solo placer carnal y mucha pasión.