PORNO CHILENO, VIDEOS XXX GRATIS

Me metí una verga negra y venosa en Quillota


Y sí, era negra y venosa y yo jamás había visto una cosa tan grande y rica: por eso cada vez que me la metía a la boca me excitaba demasiado que hasta me faltaba el aire. Y ni hablar cuando me la metió por la vagina, el placer que sentí fue enorme: y el dolor también. Cuando me di cuenta mi vagina estaba hinchada y el negro seguía y seguía; fue tanto que ambos estamos mojados sobre el suelo y en eso se vació dentro de mí. Sentí un chorro enorme en mi vagina que hizo que al final suspire de felicidad.